Un esclarecedor documento sobre la reforma del Código Civil

La 103º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina finalizó con la difusión del documento titulado “Reflexiones y aportes sobre algunos temas vinculados a la reforma del Código Civil” aprobado el 27 de abril de 2012.

De esta forma, los Obispos Argentinos hacen conocer su parecer sobre el proceso de reforma del Código Civil, con un texto muy rico en contenido y que aborda las principales problemáticas que se vinculan con la vida y la familia.

Este pronunciamiento tiene importancia pues reafirma el compromiso de la Iglesia en Argentina de pronunciarse sobre las temáticas sociales de mayor relevancia y en las que están en juego los llamados “valores no negociables”. Así, el documento es muy cuidadoso en señalar que estas reflexiones y aportes se realizan desde la perspectiva de la ley natural, como así también desde la tradición jurídica argentina y las costumbres del pueblo. Son significativas, en este sentido, las citas al Papa Benedicto XVI y su referencia a la “ecología” del hombre.

En cuanto a los contenidos, el documento es cuidadoso en resaltar algunos aspectos positivos del anteproyecto, pero expresa su preocupación sobre algunas cuestiones que, “tanto a nuestro juicio de pastores, como en la opinión de muchos juristas y expertos, merecen una mayor reflexión”. Así, se señala la importancia de que el nuevo Código haya “una formulación de ciertos principios, más respetuosa de la dignidad propia de toda vida humana desde su comienzo en el momento de la concepción y hasta su fin natural, de los derechos de la familia fundada en el matrimonio, y de los derechos de los más débiles, en particular los niños ya nacidos, y todavía por nacer. Es en estas materias, el estatuto de la persona humana y de la familia, en las que quisiéramos detenernos particularmente” (n. 13). Se trata de los temas críticos en los que el anteproyecto difundido el 27 de marzo de 2012 ha tomado opciones contrarias al bien de la persona y la familia, como son no considerar personas a los embriones no implantados, diluir los deberes matrimoniales, incorporar el divorcio exprés, legitimar las técnicas de fecundación artificial, manipular la identidad de los niños en caso de estas técnicas con dación de gametos, admitir el alquiler de vientres y la fecundación post-mortem.

Junto con estas consideraciones concretas sobre los problemas del anteproyecto, hay en el texto reflexiones sobre el trasfondo cultural del tema. Así, para los Obispos, “en las soluciones propuestas en este campo, ha influido una ideología individualista y una concepción de familia ajena a las tradiciones nacionales y al sentir y vivir de la gran mayoría de nuestro pueblo” (n. 13).

Los Obispos resaltan el carácter “modélico” del Código Civil y por eso quieren “proponer a nuestros conciudadanos en general, y a quienes tienen responsabilidad en el proceso legislativo en particular, no es una imposición religiosa, sino que en la Argentina la ley respete simplemente la verdad de la persona, de la familia y de la sociedad” (n. 9).

El documento es un valioso aporte al debate y su lectura puede enriquecer formativamente a todos los fieles cristianos, como así también puede ayudar a periodistas, parlamentarios, políticos y otros dirigentes sociales a reflexionar sobre temas que no suelen aparecer en las noticas periodísticas y a comprender el pensamiento de la Iglesia, que no es caprichoso ni arbitrario, sino el fruto de un compromiso con el hombre, la familia y la sociedad, desde el encuentro de fe y razón.

Documento completo

Entradas relacionadas

Nicolás Lafferriere

Abogado. Doctor en Ciencias Jurídicas. Profesor de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad Católica Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *