Conferencia del Dr Guzmán Carriquiry (3ra parte)

En esta tercera parte el Dr. Guzmán Carriquiry denuncia como la sociedad del consumo y del espectáculo mediante los potentes medios de comunicación van contribuyendo a una cultura relativista, hedonista y utilitarista. No sólo cada vez más lejana a la cultura de nuestros pueblos sino también que opera como nuevo “opio de los pueblos”. Erosiona el templo de las personas y de los pueblos. Disgrega a las familias. Exalta el consumo. Embrutece la mentalidad popular. Siembra sólo confusión y violencia.
El Dr. Carriquiry explica como en la ausencia de pasiones e ideales compartidos la cohesión social parece depender más de la sucesión efímera de imágenes y percepciones tal como lo ponen en escena los poderes mediáticos que como conciencia de una tradición y destino compartido.
Dice que si no existe verdad alguna que pueda ir más allá del juego subjetivo de preferencias individuales, si los juicios de valor sobre el bien y el mal, la verdad y el error, la justicia y la injusticia quedan confinados en el campo de las meras opiniones, si no hay fundamentos ni criterios objetivos de discernimientos para una vida verdadera y feliz, queda sólo el reino de un individualismo salvaje sobre la base de estados de ánimos, de pulsiones emotivas, de intereses económicos. Agrega que desaparece también la posibilidad de un patrimonio de valores compartidos en condiciones de generar fuertes vínculos de pertenecías solidarias.
Alerta que sería tremendo ir perdiendo en la vida social la experiencia del encuentro, de una convivencia fraterna, de una amistad social, de ese banco de trabajo común que ha ido sedimentándose de generación en generación.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *