Los Obispos y una propuesta de políticas de estado

bandera argentina vaticana

El 18 de marzo de 2015 la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina emitió un importante documento titulado “Las elecciones, exigencia de compromiso ciudadano” a modo de aporte de reflexiones en vísperas de los actos electorales que se realizan en todo el país en 2015. Allí encontramos una muy concreta propuesta de tres temas en los cuales se puede solicitar a los candidatos acuerdos comunes que trasciendan las legítimas diferencias. Veamos:

1) Políticas de Estado: los obispos señalan la necesidad de que “en temas importantes y permanentes, sea posible acordar entre los distintos partidos y sectores sociales políticas de Estado que se desarrollen más allá de los cambios de gobierno, de manera que las legítimas iniciativas que cada nuevo candidato proponga implementar, no signifiquen hacer tierra arrasada y abandonar todo lo hecho hasta ese momento” (n. 4.1).

Inmediatamente después los Obispos señalan lo que consideran son “algunos objetivos que deberían ser compartidos por todos”:

  • la superación de la marginación y la pobreza extrema;
  • la desnutrición infantil;
  • la generación de fuentes de trabajo;
  • el respeto de los derechos humanos y la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural;
  • el fortalecimiento de una educación inclusiva y de calidad;
  • la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas;
  • la disminución de la inflación que impide el crecimiento y erosiona gravemente los ingresos de los más pobres;
  • la transparencia en la administración pública y la lucha contra toda forma de corrupción.

2) La Administración Pública: un segundo tema en el que los Obispos recomiendan políticas acordadas entre los candidatos es el referido a la Administración Pública. Piden que “el acceso al Gobierno no implique la designación o contratación adicional de personal perteneciente a un partido o sector. Es indispensable dotar a la Administración Pública de un cuerpo profesional y permanente de funcionarios que ingresen y asciendan en atención al mérito y no a las afinidades ideológicas” (n. 4.2.).

3) Las obras de largo plazo y el endeudamiento: un tercer tema en el que los Obispos piden un acuerdo entre candidatos es el referido al “largo plazo” y ponen como ejemplo, las “obras públicas de envergadura cuya concreción demande un tiempo prolongado, que probablemente no sean terminadas por el gobierno que las comience, pero son indispensables para el desarrollo del país”. “También lo referido al endeudamiento externo necesita de acuerdos para una gestión exitosa y eficaz” (n. 4.3.).

Aunque ya han comenzado las elecciones, todavía estamos a tiempo de procurar y pedir  que los candidatos se pronuncien sobre estos objetivos centrales para nuestro buen camino como nación. Y estamos a tiempo de interiorizarnos nosotros como ciudadanos sobre las opciones de los candidatos en estos temas para poder así.

Entradas relacionadas