Paciencia y perseverancia en la evangelización

La tarea evangelizadora no siempre da todos los frutos que esperamos. El Papa reconoció estas dificultades en su reciente discurso a los participantes en el Encuentro internacional “El proyecto pastoral de Evangelii Gaudium” organizado por el Pontificio Consejo para la promoción de la nueva evangelización el 19 de septiembre de 2014 y les pidió “paciencia y perseverancia”.

“Sé que todos ustedes trabajan bastante, y por esto quiero decirles una última cosa importante: paciencia. Paciencia y perseverancia. El Verbo de Dios ha entrado en paciencia, en el momento de la Encarnación, y así hasta la muerte en la cruz. Paciencia y perseverancia”, dijo el Papa.

Paciencia y perseverancia no surgen de nuestras fuerzas, sino de la “confianza en Dios”: “No tenemos la “varita mágica” para todo, pero poseemos la confianza en el Señor que nos acompaña y que no nos abandona jamás. En las dificultades como en las desilusiones que están presentes frecuentemente en nuestro trabajo pastoral, tenemos necesidad de disminuir jamás la confianza en el Señor y en la oración que la sostiene”.

En esta tarea, el Papa invitó a “hacer el bien sin esperar recompensa” y no olvidar “que la ayuda nos viene dada, en primer lugar, justamente de todos aquellos que nosotros hemos acercado y sostenido”.

Finalmente, pidió que “sembremos y demos testimonio. El testimonio es el inicio de una evangelización que toca el corazón y lo transforma. ¿Eh?, las palabras sin el testimonio no son, ¿eh?, no sirven. El testimonio es lo que lleva y da validez a las palabras”.

Entradas relacionadas