El reclamo por la vida: multitudinarias manifestaciones en varios puntos del mundo para que se respete el derecho a nacer

Hace pocos días celebramos la Solemnidad de la Anunciación, momento en que el Señor Jesús comenzó a existir en el seno de la Virgen María, suele recordarse en casi todo el mundo a la vida por nacer en general, en lo que se ha dado en llamar el “Día Internacional de la Vida”.

Esta conmemoración se canalizó este año a través de la organización de manifestaciones mundiales a favor de la promoción de la vida prenatal. Sobre todo en países en donde se está dando actualmente un debate político, legislativo y cultural frente a corrientes ideológicas que no valoran la importancia inalienable de toda persona ya concebida.

Quizás una de los actos más significativos ha sido el llevado a cabo en Lima, Perú, el pasado sábado 22 de marzo. En esa ocasión, más de un cuarto de millón de personas manifestó por las principales calles de esa ciudad su compromiso y apoyo a la vida humana en todos sus momentos y circunstancias. El Papa Francisco, a través de una carta enviada por el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, alentó a los participantes a “esforzarse decididamente por cuanto contribuya a acoger la vida humana desde su primer instante, cuidándola con respeto y ternura y promoviéndola siempre, pues la vida es el derecho básico y fundamental de todo hombre y mujer”. En el evento, el Cardenal Arzobispo de Lima expresó un agradecimiento público a las mujeres por ser dadoras de vida.

También en España se produjo un fuerte movimiento social ese día a favor de la vida humana sin discriminaciones. Más de medio millar de asociaciones de la plataforma ‘Sí a la vida’ convocaron a los manifestantes a un recorrido por el centro de Madrid, hasta la Puerta del Sol. Entre cantos, pronunciamientos y testimonios, miles de españoles expresaron su convicción de que la vida humana debe ser siempre protegida, desde el primer momento de la fecundación hasta su finalización natural.  Este año, además, subrayaron la necesidad de “políticas activas que defiendan a la mujer embarazada”. La convocatoria madrileña se llevó también a cabo en las localidades españolas más importantes, y fue apoyada por actos realizados en otros países. Recordemos que en estos momentos España está debatiendo la restricción de la ley que actualmente permite el aborto a petición hasta las doce semanas en su territorio.

Por su parte, más de treinta mil mexicanos en Tijuana marcharon también por la vida, la paz y la familia. El Arzobispo local, Rafael Romo Muñoz, invitó a “reconocer el valor primigenio de la familia cómo se origina en Dios y cómo el auténtico desarrollo por la paz y la justicia solamente se obtienen a través de la familia, por lo que necesitamos protegerla, cultivarla, motivarla, defenderla”,

En Nicaragua, asimismo, se llevó a cabo el “Desfile por la Vida”, en el centro de Managua. Esta vez se intentó llamar la atención también sobre la problemática de las drogas, tan unida al respeto a la vida y tan conexa a la protección de la persona por nacer

Y así podríamos seguir en otras ciudades del mundo. Pero bastan estos ejemplos para demostrar que la preocupación por la vida humana indefensa sigue siendo un tema importante para nuestros pueblos. Y pedirle e los gobiernos que recojan este reclamo y sepan darle una respuesta comprometida y eficaz, a fin de que podamos ver respetados los derechos de todo, especialmente los del niño y los de su madre.

Entradas relacionadas

Inés Franck

Abogada. Licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Especialista en Doctrina Social de la Iglesia. Profesora en la Universidad Católica Argentina y en la Universidad de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *