Card. Karlic sugiere ver la renuncia a la luz del misterio de Jesucristo

A través de la Agencia AICA se conocieron las declaraciones del arzobispo emérito de Paraná, cardenal Estanislao Esteban Karlic, sobre la renuncia de Benedicto XVI al pontificado-

El Cardenal Karlic sugiere ver este acto a la luz del misterio de Jesucristo y consideró que Benedicto XVI lo hizo porque “quiere que Dios sea el último de sus amores, y por eso entregó su responsabilidad a otro”.

“No porque no quiere darse más, sino que con esto quiere significar la totalidad de su entrega mientras ejerció el pontificado y que ese amor es el que va permanecer en el tiempo que el Señor le quiera conceder en esta tierra. Pero ese tiempo posterior no será sino vivir esa totalidad de su entrega que la significó en esta renuncia”, explicó en una nota en la revista Vida Nueva.

“Esto nos hace pensar en la pureza de sus opciones anteriores: ser ‘todo de Dios’. Esa es la verdad del hombre y esa es la verdad de la Iglesia. Es lo que la Iglesia quiere proclamarle al mundo y decirle: será mundo cuando quiera manifestar su dignidad acabando solo en Dios. ¡Qué lindo es pensar que el trabajo de todos los hombres y mujeres del mundo tiene como horizonte Dios, lo sepan o no lo sepan!”, exclamó.

El purpurado argentino sostuvo que “esta renuncia nos habla de Dios, del Absoluto: ¡hay Alguien!” y destacó que su actitud “guarda una total coherencia con su teología. Y hasta me parece que también hay coherencia con el estilo tan fluido de sus escritos, que cuando uno los lee se siente como llevado de la mano por él, y despierta en nosotros los pensamientos que él está teniendo en el corazón”.

“Quiera Dios que esto despierte en nosotros las ganas de entregarnos totalmente en lo que estemos haciendo, con razones que no tengan otro trasfondo que el misterio de Dios”, subrayó.

El cardenal Karlic insistió en que “el gesto de Benedicto XVI terminó siendo una palabra estupenda de Dios al mundo. ¡Qué lindo es encontrarnos entre nosotros, los seres humanos, sabiendo que nos traen una palabra de Dios; es decir de eternidad, de convicción, de valentía!”

“Quiera Dios darnos conciencia de la grandeza de este momento de la historia y saber que a la historia la hacemos grande con nuestros actos. El Papa ha escrito, desde su libertad, la historia de este momento con esa grandeza. Porque decir que se retira de la Iglesia para que el Señor llame a otro a cumplir su función es decir: ‘Yo quiero que mi Iglesia sea siempre llamada por Dios’. Y es la necesidad de estos momentos”, concluyó (Fuente: AICA)

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *