Ya está el logo, la web y los principales hitos del Año de la Fe

Conmemorando el cincuentenario de la inauguración del Concilio Vaticano II, comienza el 11 de octubre próximo el Año de la Fe. Convocado por el Papa Benedicto XVI en su carta apostólica Porta Fidei, “el Año de la fe es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo” (número 6) y a “intensificar la reflexión sobre la fe para ayudar a todos los creyentes en Cristo a que su adhesión al Evangelio sea más consciente y vigorosa, sobre todo en un momento de profundo cambio como el que la humanidad está viviendo” (número 8).

Por todo esto, fueron presentados en Roma los principales hitos que caracterizarán este Año de la Fe:

  • La apertura se llevará a cabo en la Plaza de San Pedro el 11 de octubre con una solemne celebración eucarística.
  • Pocos días después, el 21 del mismo mes, tendrá lugar la canonización de siete mártires y confesores de la Fe.
  • En la celebración ecuménica del 25 de enero, en la basílica de San Pablo Extramuros, se pedirá por la unidad de la Fe especialmente.
  • Como otras veces, pero con una motivación especial, el 18 de mayo se reunirán los movimientos eclesiales en la vigilia de Pentecostés de la Plaza de San Pedro, ocasión que suele ser vivida como una fiesta que renueva y conforta.
  • El 2 de junio, en la festividad de Corpus Christi, se convoca a una solemne adoración eucarística a la misma hora en todas las iglesias del mundo.
  • El 16 de junio, el Papa testimoniará con fuerza el Evangelio de la Vida.
  • El 29 de septiembre, los catequistas celebrarán, en nombre de toda la Iglesia, el aniversario de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.
  • El 13 de octubre está dedicado a la presencia de María en la Iglesia.
  • El 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, se clausurará solemnemente el Año de la Fe.

En el mes de septiembre próximo, se publicará en varios idiomas el Subsidio pastoral “Vivir el Año de la Fe”.

Los actos serán coordinados por el Pontificio Consejo para la NuevaEvangelización, dicasterio creado por el Papa el año pasado a fin de responder a la situación de aquellos países y pueblos que, a pesar de haberse convertido en su momento al Señor Jesús, hoy viven el peligro de flaquear en la Fe, sometida hoy a grandes desafíos, provenientes sobre todo del ambiente cultural, social, político y económico contemporáneo.

También se presentó hoy el logo y el sitio web, www.annusfidei.va, donde se podrá consultar documentos, eventos, y demás información importante para adherirnos a esta iniciativa especial de nuestro Santo Padre. En el signo distintivo se encuentra una barca, imagen de la Iglesia, cuyo mástil es una cruz con las velas desplegadas y el trigrama de Cristo (IHS). El sol, en el fondo, recuerda la Eucaristía.

Benedicto XVI, en su convocatoria a este acontecimiento eclesial, nos llama a “volver a recorrer la historia de nuestra fe, que contempla el misterio insondable del entrecruzarse de la santidad y el pecado”. Mientras lo primero, afirma el Santo Padre, “pone de relieve la gran contribución que los hombres y las mujeres han ofrecido para el crecimiento y desarrollo de las comunidades a través del testimonio de su vida, lo segundo debe suscitar en cada uno un sincero y constante acto de conversión, con el fin de experimentar la misericordia del Padre que sale al encuentro de todos” (Porta Fidei, número 13).

El pedido especial de nuestro querido Pontífice es el de mantener durante este tiempo “la mirada fija en Jesucristo, «que inició y completa nuestra fe» (Hb 12, 2)”, ya que “en él encuentra su cumplimiento todo afán y todo anhelo del corazón humano. La alegría del amor, la respuesta al drama del sufrimiento y el dolor, la fuerza del perdón ante la ofensa recibida y la victoria de la vida ante el vacío de la muerte, todo tiene su cumplimiento en el misterio de su Encarnación, de su hacerse hombre, de su compartir con nosotros la debilidad humana para transformarla con el poder de su resurrección. En él, muerto y resucitado por nuestra salvación, se iluminan plenamente los ejemplos de fe que han marcado los últimos dos mil años de nuestra historia de salvación” (Porta Fidei, número 13).

Respondamos con gozo a esta convocatoria del Papa, pidiendo al Señor que nos ayude a renovarnos en la Fe, para poder ser sal y luz de un mundo que tanto necesita la Palabra de amor del Evangelio.

Entradas relacionadas

Inés Franck

Abogada. Licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Especialista en Doctrina Social de la Iglesia. Profesora en la Universidad Católica Argentina y en la Universidad de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *